5 consejos para hacer Home Office con niños en casa

  1. Explícales a tus hijos que, aunque estés en casa, tienes que trabajar.

Habla con tus hijos y explícales que, así como ellos están teniendo “clases” en casa, tú también tienes que cumplir con tu trabajo y que es necesario que se respeten los horarios y el espacio para concentrarse en la medida de lo posible.

  1. Designa un espacio adecuado para trabajar.

Tanto tú como tus hijos deben tener un espacio designado para trabajar, ya sea que ya existiera o que lo adapten de acuerdo con el espacio disponible. Hay que tomar en cuenta la iluminación, la silla y la posibilidad de evitar distracciones. Esto ayuda a que cuando nos vean en ese espacio, sepan que estamos trabajando y se reduzcan las interrupciones.

  1. Sigan los mismos horarios.

Ajusta los horarios en los que tus hijos hagan sus tareas o actividades de concentración con las horas en las que necesitas menos interrupciones porque debes concentrarte o tienes llamadas importantes. Establezcan juntos las horas de trabajo, horas de descanso, hora de actividad física, horas de comidas y horas de juego o entretenimiento. Si hay dos adultos o más en casa, pueden ajustar sus horarios para que uno se encargue de los niños cuando el otro deba concentrarse más.

  1. Encuentra el balance entre lo profesional y lo familiar.

Así como respetamos las horas de trabajo, es importante que también respetemos las horas de descanso y convivencia, sobre todo al pasar tanto tiempo en casa. Podemos estar tentados a trabajar de más o estar revisando nuestro correo todo el tiempo, pero es importante encontrar ese balance y también cubrir las necesidades de descanso, convivencia y distracción. Definir tiempos exclusivos para el trabajo y tiempos exclusivos para nuestros hijos puede ayudar a volverlo parte de la rutina.

  1. Comunicación constante y organización

Es importante que sepas qué se espera de ti y qué esperas de otros durante la jornada laboral para poder lograr los objetivos.

Tener una lista de tareas u objetivos a cumplir por día nos ayuda a organizarnos y establecer límites. Podemos organizar un día antes las labores del día siguiente de acuerdo con nuestra agenda y avance de proyectos. Involucrar a nuestros hijos para que ellos también planeen sus actividades del día siguiente les ayudará a ir desarrollando esta competencia.

EXTRA: Flexibilidad y paciencia

En esta contingencia, muchos estamos adaptándonos a trabajar desde casa con niños, por lo que debemos ser pacientes y conscientes de que no será perfecto desde el principio y que todos debemos hacer nuestro esfuerzo por adaptarnos de la mejor manera.

Para ver más consejos, actividades y recursos para esta contingencia, visita: www.semperaltius.edu.mx/coronavirus 

banner
 
Fuente: Red de Colegios Semper Altius