Skip to main content

La Red de Colegios Semper Altius inicia un trabajo integral de prevención escolar

La Red de Colegios Semper Altius en su interés genuino por formar íntegramente a sus alumnos y con el objetivo de garantizar la prevención integral de conductas de riesgo con las mejores prácticas, normas y estándares nacionales e internacionales, inicia un importante esfuerzo con el Instituto Mexicano de Prevención Integral, A.C, institución con más de 10 años de experiencia trabajando en México y Latinoamérica asesorando a diversas escuelas con su programa U-Choose. Las conductas de riesgo a las que esta institución se refiere son:

  1. Adicciones
  2. Violencia
  3. Sexualidad irresponsable
  4. Delitos
  5. Trastornos de la conducta alimenticia
  6. Enfermedades mentales y diferencias de aprendizaje
  7. Ausencia de habilidades y competencias socio emocionales

Como etapa inicial, se llevó a cabo un diagnóstico 360º con diversos instrumentos cuantitativos y cualitativos para recoger las percepciones de directivos, docentes, padres y madres de familia, y estudiantes de 26 colegios, con el fin de obtener información valiosa para el diseño e implementación del Modelo de Prevención Integral. El cuestionario de los alumnos de 6º de primaria a 3º de bachillerato, midió sus actitudes y comportamiento con respecto al alcohol, tabaco y otras drogas, su percepción de la conducta y las actitudes de sus compañeros. 

En el siguiente video, Alex Lobo, fundador y director del IMEPI nos comparte los objetivos que se buscan con este programa:

 

Esta primera etapa de diagnóstico, ha marcado un camino a recorrer respecto a las prioridades y objetivos que se deben considerar para el trabajo en cada colegio tomando en cuenta las necesidades propias de la localidad, enfatizando que lo importante no es conocer la conducta de riesgo solamente sino fortalecer las competencias socioemocionales del joven de tal forma que con eso pueda hacer frente a los problemas a los que se enfrenta en la sociedad. Resaltamos el hallazgo de que nuestra comunidad de alumnos es mucho más sana de lo que comúnmente se piensa, sin dejar a un lado que existen algunas situaciones que se debe trabajar junto con los padres de familia, no son tan graves como en la percepción se piensa.

El IMEPI cree fielmente que cambiando la percepción es precisamente como comenzaremos a cambiar la realidad de lo que está sucediendo. El estudio tuvo la intención de probar esto al comparar los comportamientos reales de los alumnos en el último grado de bachillerato y la percepción de los demás alumnos respecto a ellos; la mayoría de los alumnos más chicos cree que los más grandes fuman, toman y tienen relaciones sexuales, siendo que la realidad de sus comportamientos no arrojó los mismos resultados sino unos mucho más sanos y positivos. Lo grave de este pensamiento colectivo es que, si los adolescentes creen que todos los de prepa hacen eso, cuando llegue ahí esa creencia los predispone a hacerlo y a validar su comportamiento porque “todos lo hacen”, y esto incluso es algo que los adultos, los padres de familia, estamos inconscientemente contribuyendo a reforzar estas creencias negativas con mensajes como “igual va a tomar, así que mejor que lo haga en casa”.

A continuación, algunos hallazgos en el consumo de alcohol:

  • El 56% de los alumnos entre 6º de primaria y 3º de bachillerato, no han bebido nunca una copa de alcohol, esta cifra coincide con la de la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, alcohol y tabaco del 2017. El 35% no bebe de forma regular y solamente el 8% está en el rango de bebedores de alto riesgo que es una o dos veces por semana. La mayoría de los que sí han consumido alcohol lo hacen por primera vez entre los 13 y los 16 años.
  • Se sabe que el 99% de los alumnos que consumen bebidas alcohólicas lo hacen en su casa, en casa de un amigo, durante una fiesta, reunión o en algún establecimiento, es decir que las conductas de riesgo de estos jóvenes no suceden en el tiempo en el que están en el colegio, sino en momentos de supervisión de los padres de familia.
  • El 99% de nuestros alumnos NO han consumido marihuana y el 81% tiene una percepción negativa ante el consumo de la misma.

En el siguiente video, nos explica un poco sobre el proceso de acreditación, los hallazgos de esta primera etapa y cuáles son los siguientes pasos:

 

La siguiente etapa consta de la presentación de los resultados a la comunidad y el desarrollo de un programa propio en cada colegio, con un plan de trabajo y alineado a las prioridades y hallazgos, con un equipo capacitado para ejecutar las acciones de prevención, así como una serie de conferencias y talleres para alumnos y padres de familia.

Una vez más, reafirmamos nuestro compromiso por trabajar en conjunto escuela-casa, firmes en la responsabilidad que tienen los papás en la formación de sus hijos, creyendo fielmente en que la prevención y el trabajo en equipo, es la mejor solución para reforzar los comportamientos positivos que disipan el mito de que “todo el mundo” lo hace. Juntos por una juventud más sana.

Preguntamos al IMEPI cuáles serían tres recomendaciones a los padres de familia para trabajar en alianza con los colegios en la prevención de conductas de riesgo, les compartimos el video:

Fuente: Red de Colegios Semper Altius