Tips para este inicio de clases a distancia

Estamos listos para acompañar a tu familia en esta formación a distancia.

Te damos algunos consejos para que juntos sigamos impulsando el desarrollo y aprendizaje de tu hijo.

1. Procurar un espacio y tiempo adecuados para un ámbito formal de educación con:

a. Horarios establecidos

b. Espacio determinado (cuidar diferenciar este espacio de espacios de descanso o juego)

c. Pausas activas cada 10 – 15 minutos para preescolar y de 40 – 50 minutos (a partir de primaria)

Virtudes: orden

“El orden externo ayuda al orden interno.”

2. Considerar la accesibilidad, conectividad y herramientas básicas de trabajo.

a. Comunicar al colegio el equipamiento y accesibilidad que se tiene en casa para encontrar un punto de encuentro entre lo que se tiene y los horarios establecidos por el colegio para organizar los tiempos de aprendizaje y trabajo de los hijos. Hay que establecer horarios para cada uno de los hijos. 

b. Contar con buena conectividad a internet.

c. Conocer las plataformas, aplicaciones y programas que se van a utilizar:

i. Usuarios y contraseñas.

ii. Navegación en general.

iii. Vinculación con el material y/o asignaturas escolares.

d. Contar con todo el material necesario: libros, cuadernos, lápices a la mano del estudiante.

Virtudes: Laboriosidad, generosidad.

“¡Propiciar la obra bien hecha!”

3. Propiciar un ambiente familiar cálido y de confianza.

a. El amor incondicional se da en casa.

b. Si hay tensiones familiares, los hijos no solamente las perciben, sino que las viven.

c. En este proceso de aprendizaje el común denominador es: estoy aprendiendo y conociendo, no demostrando lo que sé. 

Virtudes: Paciencia y benedicencia.

“Te quiero por el hecho de ser mi hijo.”

4. Fomentar las actitudes académicas y de etiqueta digital: 

a. Vestimenta, arreglo personal y postura.

b. Prestancia

Virtudes: Respeto y pudor.

“Nobleza, obliga”

5. Conocer y considerar las características, cualidades y necesidades de cada uno de nuestros hijos:

a. Hábitos de sueño.

b. Hábitos alimenticios.

c. Hábitos de deporte y vida saludable.

d. No todos necesitan lo mismo.

e. Somos una comunidad, podemos buscar ayuda con las personas que están en casa. 

Virtudes: Fortaleza y sencillez.

“Que no seamos indiferentes a las necesidades, trabajo, fracaso y/o situación del prójimo.”

6. Fomentar y/o continuar con los espacios familiares.

Virtudes: Optimismo y flexibilidad

“La convivencia familiar genera lazos y vínculos de vida.”

7. Desarrollar habilidades de autogestión y autocuidado. 

a. De relación y de vinculación.

b. De manera formal e informal.

Virtudes: Humidad y lealtad.

“Tengo la capacidad para validar, nombrar, gestionar y regular mis emociones, en intensidad, en tiempo y en significado.”

8. Confiar en la escuela. 

a. Son expertos en educación y formación de los hijos.

b. Son nuestros aliados y están disponibles para dialogar.

Virtudes: Prudencia y sinceridad.

“No están solos, la escuela es su aliada en el proceso de formación y educación de sus hijos”.

9. Dialogar y generar sinergia con la escuela. 

a. Saber con quién comunicarse en cada caso.

b. Comentar aspectos de conectividad y accesibilidad. 

Virtudes: Comprensión empática

“Entender que, aunque los alumnos vayan tantas horas a la escuela, no todo el tiempo están en clase o con la atención del docente al 100%, hay tiempos de convivencia y de relación.”

10. Considerar que la educación de los hijos es una decisión de familia y de vida, no puede ser una decisión de pandemia.

Virtudes: Prudencia y perseverancia.

“Ser conscientes del impacto de las acciones y las palabras en el proceso de formación de nuestros hijos.”


“Si los padres de familia ponemos una base sólida de virtudes en nuestros hijos, logramos que la labor de la escuela sea más eficiente en el proceso formativo de cada uno de nuestros hijos”.


Dra. Mónica García de Luca

Directora Académica de la RCSA

Agosto, 2020


Noticias destacadas