¿Cómo se siguen desarrollando las habilidades sociales en una oferta en línea?

Algunas de las habilidades que más se desarrollan en la infancia temprana son principalmente las sociales, junto con las de lenguaje, psicomotricidad, desarrollo cognitivo, físico y emocional. ¿No es precisamente la oportunidad de que conviva con otros niños una de las principales razones por las que los padres de familia decidimos inscribir a nuestros hijos en un preescolar?

Si bien lo ideal es que la educación inicial y preescolar se lleve a cabo de forma presencial, aun en la modalidad online, el programa Semper Altius Online Preschool incluye periodos y actividades concretas en las que se favorece la socialización del alumno, no solo con sus compañeros, sino también con sus papás y maestros.

Dentro del programa se contemplan distintos tipos de sesiones en las que se busca que el alumno:

· Conviva y tenga una conexión con su maestra y con otros niños en sesiones en vivo con un grupo reducido de alumnos.

· Forme vínculos y un apego positivo con su maestra a través de sesiones individuales.

· Se sienta parte de una comunidad en donde es apreciado por sus características propias.

Es importante que los niños vayan generando, poco a poco, vínculos con personas más allá de su propia familia, apoyando el desarrollo social y el apego sano, logrando también la enseñanza de aspectos del cuidado de sí mismo, de los demás y de su medio ambiente.

Aunque están en casa, el programa permite que los alumnos sepan que son parte de un grupo, generando sentido de pertenencia e independencia y motivando el desarrollo de las habilidades socioemocionales, logrando realizar y comprender a su corta edad algunas actividades como:

· Dar los buenos días.

· Disculparse por haber llegado tarde a clase.

· Unirse a los juegos de los demás.

· Expresar enfado a un grupo de compañeros.

· Expresar agradecimiento.

· Mostrar afecto.

· Pedir un favor a una compañera.

· Ofrecer consuelo a otra persona.

· Solucionar un conflicto.

· Expresar tu opinión en un debate.

· Ayudar a los demás.

· Jugar o pasar el rato con amigos.

· Saber finalizar una conversación.

· Saber aceptar una crítica e incluso hacerla uno mismo.

· Guardar silencio en una reunión respetando el turno de palabra.

Como papás pueden tener la seguridad de que se trabajan todas las áreas para lograr el máximo desarrollo integral de sus hijos, siempre supervisados por los “ojos entrenados” del personal docente que cuidará y acompañará a los niños durante la etapa más importante, donde se crean los cimientos de su aprendizaje.

Noticias destacadas
¿Qué puedo hacer como padre de familia para ayudar a prevenir situaciones de bullying?
21/7/2020
La importancia de los pequeños momentos de oración en familia
21/7/2020
El espacio educativo, el tercer educador
21/7/2020