La Autoridad: ¿La ejerzo o la impongo? Por: Noita D'Escrivan

El tema del manejo de la autoridad ha sido siempre de gran interés para todos, en especial para nosotros padres de familia quienes, a lo largo del día, necesitamos establecer límites y crear estrategias para lograr un ambiente de paz, disciplina, orden y obediencia en el hogar, para que nuestros hijos puedan crecer sanamente y podamos establecer vínculos afectivos con carácter de permanencia. El problema surge cuando confundimos la autoridad con el poder. La autoridad se ejerce… el poder se impone…La Autoridad de “función” es impuesta y se caracteriza porque hay mucha exigencia y muy poco afecto y, prácticamente, se utilizan las amenazas y los castigos para solucionar los problemas que surgen de la autonomía que el niño está tratando de desarrollar. La Autoridad de “prestigio” es aquella que nos ganamos. Este tipo de voluntad es conferida voluntariamente por nuestros hijos quienes reconocen en nosotros la credibilidad pues somos coherentes entre lo que decimos y hacemos y somos firmes en nuestras convicciones e ideales.

La palabra “Autoridad” viene del latín: “Auctoritas” que significa garantía, prestigio e influencia. El “Auctor” es el que da valor, el responsable, el modelo, el maestro. A su vez, se relaciona con el verbo “Augeo” que significa acrecentar, desarrollar, hacer prosperar. Así que  el que tiene prestigio e influencia, es el “Auctor” el que tiene poder para hacer crecer. En medio de nuestras limitaciones creemos que imponiendo nuestra voluntad estamos manteniendo el control de la situación, sin embargo, lo único que estamos haciendo es aliviar un momento presente pero no estamos educando ni formando a nuestros hijos. La falta de educación se paga a corto, mediano o largo plazo, pero se paga. Ser una verdadera figura de autoridad requiere de una contención de nuestras emociones y de una intencionalidad que tenga como objetivo el lograr poder influir en la vida de nuestros hijos y que puedan seguirnos por amor y no por temor.

La autoridad es un servicio ofrecido en favor del crecimiento de nuestros hijos: CRECER JUNTO A NUESTROS HIJOS PARA AYUDARLES A CRECER.

Que todas nuestras acciones pasen por este filtro:

Autoridad vs. Poder, por: Noita D'Escrivan

Este límite que debo poner, castigo que debo cumplir o consecuencia de sus actos que debe enfrentar:  ¿Le enseñará o ayudará a crecer?

Noticias destacadas